Loading...
Estás en:  Noticias de Viajes  >  Noticias de Turismo y Viajes  >  Current Article

Vigilan a las agencias, ¿y la web?

By   /   26 marzo, 2019  /   No Comments

Hoy no quería escribir sobre Wow. Su destino parece claro después de tres intentos frustrados para ser vendida –mal vendida, lógicamente– a otra compañía. Este domingo, Icelandair, la otra aerolínea islandesa, la más sólida, por más que también haya perdido dinero en 2018, anunció que rompía sus negociaciones con Wow. Los que están al tanto […]

Hoy no quería escribir sobre Wow. Su destino parece claro después de tres intentos frustrados para ser vendida –mal vendida, lógicamente– a otra compañía. Este domingo, Icelandair, la otra aerolínea islandesa, la más sólida, por más que también haya perdido dinero en 2018, anunció que rompía sus negociaciones con Wow.

Los que están al tanto de la situación entienden que el futuro de Wow quedó sellado con la salida de Indigo de las negociaciones y que este fin de semana era una especie de último intento. Ayer, varios aviones quedaron parados porque sus propietarios los confiscaron. En otros casos, los vuelos no operaron. Algunos, sin embargo, especialmente hacia Estados Unidos, sí volaron.

Pero, como digo, no quería hablar de eso sino de los usuarios y clientes y, sobre todo, de las autoridades. El mismo domingo por la noche o este lunes durante todo el día, cuando ya se conocía el fatídico comunicado de Icelandair que indicaba que se habían roto las negociaciones, Wow seguía vendiendo sus billetes normalmente en su página web. Un vuelo entre Alicante y Reikiavic, por ejemplo, 59 euros; desde Barcelona, 49. Y si usted quería seguir, Nueva York, con la parada en Islandia, por sólo 150 euros en cada sentido.

El problema no es el precio, el problema es que las posibilidades de que este gasto en un vuelo sea dinero perdido eran este domingo y este lunes, altísimas. Sin embargo, ninguna de las incontables autoridades de consumo de las autonomías, ni de los municipios, ni del gobierno central españoles, ni tampoco de Europa, había adoptado medidas cautelares con esta web; tampoco el gobierno de Islandia impidió que se pudieran seguir vendiendo billetes cuando ya se veía que las cosas iban a ir muy mal, de forma que puede haber pasajeros que hayan perdido su dinero incluso cuando ya era casi inevitable el desenlace.

Esto es inadmisible. No puede ser que tras una larga lista de crisis de este tipo –Primera Air, por ejemplo, es un caso islandés bien reciente– nadie se preocupe de resolver estos problemas que son de gran importancia.

Observen cómo las autoridades se dejan la piel con las agencias de viajes, a las que les hacen hacer papeles para marear al mejor plantado, mientras que este lunes mismo se podía ver esta situación, sin que nadie se preocupe. ¿Por qué a las agencias se las acribilla mientras que una empresa en situación poco dudosa puede seguir vendiendo billetes hasta el último momento?

¿No es hora de que alguien se preocupe de lo que realmente afecta al consumidor?

Fuente: https://www.preferente.com

    Print       Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>