Loading...
Estás en:  Noticias de Viajes  >  Noticias de Turismo y Viajes  >  Current Article

Meliá adelanta 42 años la salida de 17 hoteles de los antiguos dueños de Tryp

By   /   1 marzo, 2014  /   No Comments

Meliá Hotels International ha alcanzado un acuerdo con Equity Inmuebles para anticipar a finales del año 2022 el vencimiento de los contratos de arrendamiento sobre 17 hoteles en España –11 de ellos urbanos– propiedad de esta última y que suman 2.416 habitaciones. Inicialmente, estaba previsto su conclusión en octubre de 2064.

Como consecuencia de esta reducción del plazo, se ha pactado una compensación a favor de Meliá, cuya cuantía no se ha especificado, que será abonada entre los ejercicios 2013 y 2017. No obstante, la cadena mallorquina ya se ha anotado en sus cuentas del pasado año un resultado positivo de 30,7 millones de euros, tras pasar estos contratos del epígrafe de arrendamiento financiero a arrendamiento operativo, “por el mayor valor del pasivo dado de baja”, según especifica en una comunicación a la CNMV.

Este acuerdo, provocado por la crisis que atraviesa el mercado hotelero urbano, viene a zanjar las profundas diferencias que, al parecer, mantenían ambas partes por las rentas del alquiler, entre otros motivos, lo que habría dado lugar a un cruce de litigios judiciales, con impago parcial de las mismas y demanda de desahucio incluidos, zanjadas ahora en su totalidad con esta salida amistosa.

Un punto del pacto especifica que Meliá debe entregar este bloque de inmuebles “en el mismo estado en que fueron recibidos, salvo el deterioro del uso”, comprometiéndose a destinar el 2,5% de sus ventas brutas durante los años 2019 a 2022 a su mantenimiento.

      

 
Los propietarios de los hoteles son las familias Mazín, Briones y Calero (Vincci Hoteles), a través de Equity
 

 

Equity Inmuebles está participada por los herederos de Max Mazín, líder histórico de la comunidad hebrea en España, fallecido en 2012, y las familias Calero –dueña asimismo de Vincci Hoteles– y Briones. Como se recordará, a mediados del año 2000 el grupo Meliá adquirió por la entonces “fabulosa” cifra de 60.000 millones de pesetas (hoy unos magros 360 millones de euros) los activos de la extinta cadena madrileña Tryp, compuestos por 60 hoteles y cerca de 10.000 habitaciones, que ha pasado a la historia como una de las mayores operaciones de concentración en el sector hotelero español.

En el mismo acto, Meliá pagó a estos socios 72 millones de euros por la propiedad de los hoteles “Fénix”, de Madrid, y “Colón”, de Sevilla, que posteriormente mejoró y modernizó, hasta convertirlos en dos de los mejores activos de la cadena bajo la enseña Gran Meliá y hoy símbolos de la hotelería de alta gama en ambas ciudades. Parte del pagó se hizo en acciones de la propia Meliá, llegando a controlar más de un 7% de los títulos, si bien fueron vendidas pocos años después.

      

 
Entre los establecimientos afectados figura el emblemático hotel Reina Victoria de Madrid
 

 

Meliá se hizo también con la marca Tryp, en la que se integraron los hoteles urbanos de categoría media de la cadena balear, si bien fue vendida en junio de 2010 a la norteamericana Wyndham por 36 millones de euros, reservándose al mismo tiempo el derecho de uso en franquicia durante 20 años prorrogables, y bajo la que hoy operan 53 hoteles de Meliá en España y cerca de 40 en el exterior. En su nueva posición, la marca Tryp está alcanzando una notoria internacionalización que no hubiera soñado en sus inicios.

Para alquilar los 17 hoteles que Tryp tenía en propiedad, los citados accionistas crearon Equity, firmando con Meliá un contrato a largo plazo, en un momento de euforia sectorial donde la crisis ni siquiera se intuía. Entre los hoteles incluidos en este paquete figuran 6 situados en Madrid, 3 de ellos en plena Gran Vía y otros 2 en Barajas, destacando el emblemático ME Madrid Reina Victoria, así como el coruñés Meliá María Pita, el Meliá Marbella Banús o el Meliá Royal Tanau de Baqueira. Otros emplazamientos se sitúan en San Sebastián, Málaga, Mérida o Puertollano, así como destinos vacacionales como Puerto de la Cruz o la costa granadina. Algunos de estos activos podrían recalar lógicamente en la citada Vincci, actualmente con 25 establecimientos en España y casi 3.000 habitaciones.

Meliá Hotels International ha alcanzado un acuerdo con Equity Inmuebles para anticipar a finales del año 2022 el vencimiento de los contratos de arrendamiento sobre 17 hoteles en España –11 de ellos urbanos– propiedad de esta última y que suman 2.416 habitaciones. Inicialmente, estaba previsto su conclusión en octubre de 2064.

Como consecuencia de esta reducción del plazo, se ha pactado una compensación a favor de Meliá, cuya cuantía no se ha especificado, que será abonada entre los ejercicios 2013 y 2017. No obstante, la cadena mallorquina ya se ha anotado en sus cuentas del pasado año un resultado positivo de 30,7 millones de euros, tras pasar estos contratos del epígrafe de arrendamiento financiero a arrendamiento operativo, “por el mayor valor del pasivo dado de baja”, según especifica en una comunicación a la CNMV.

Este acuerdo, provocado por la crisis que atraviesa el mercado hotelero urbano, viene a zanjar las profundas diferencias que, al parecer, mantenían ambas partes por las rentas del alquiler, entre otros motivos, lo que habría dado lugar a un cruce de litigios judiciales, con impago parcial de las mismas y demanda de desahucio incluidos, zanjadas ahora en su totalidad con esta salida amistosa.

Un punto del pacto especifica que Meliá debe entregar este bloque de inmuebles “en el mismo estado en que fueron recibidos, salvo el deterioro del uso”, comprometiéndose a destinar el 2,5% de sus ventas brutas durante los años 2019 a 2022 a su mantenimiento.

      

 
Los propietarios de los hoteles son las familias Mazín, Briones y Calero (Vincci Hoteles), a través de Equity

 

Equity Inmuebles está participada por los herederos de Max Mazín, líder histórico de la comunidad hebrea en España, fallecido en 2012, y las familias Calero –dueña asimismo de Vincci Hoteles– y Briones. Como se recordará, a mediados del año 2000 el grupo Meliá adquirió por la entonces “fabulosa” cifra de 60.000 millones de pesetas (hoy unos magros 360 millones de euros) los activos de la extinta cadena madrileña Tryp, compuestos por 60 hoteles y cerca de 10.000 habitaciones, que ha pasado a la historia como una de las mayores operaciones de concentración en el sector hotelero español.

En el mismo acto, Meliá pagó a estos socios 72 millones de euros por la propiedad de los hoteles “Fénix”, de Madrid, y “Colón”, de Sevilla, que posteriormente mejoró y modernizó, hasta convertirlos en dos de los mejores activos de la cadena bajo la enseña Gran Meliá y hoy símbolos de la hotelería de alta gama en ambas ciudades. Parte del pagó se hizo en acciones de la propia Meliá, llegando a controlar más de un 7% de los títulos, si bien fueron vendidas pocos años después.

      

 
Entre los establecimientos afectados figura el emblemático hotel Reina Victoria de Madrid

 

Meliá se hizo también con la marca Tryp, en la que se integraron los hoteles urbanos de categoría media de la cadena balear, si bien fue vendida en junio de 2010 a la norteamericana Wyndham por 36 millones de euros, reservándose al mismo tiempo el derecho de uso en franquicia durante 20 años prorrogables, y bajo la que hoy operan 53 hoteles de Meliá en España y cerca de 40 en el exterior. En su nueva posición, la marca Tryp está alcanzando una notoria internacionalización que no hubiera soñado en sus inicios.

Para alquilar los 17 hoteles que Tryp tenía en propiedad, los citados accionistas crearon Equity, firmando con Meliá un contrato a largo plazo, en un momento de euforia sectorial donde la crisis ni siquiera se intuía. Entre los hoteles incluidos en este paquete figuran 6 situados en Madrid, 3 de ellos en plena Gran Vía y otros 2 en Barajas, destacando el emblemático ME Madrid Reina Victoria, así como el coruñés Meliá María Pita, el Meliá Marbella Banús o el Meliá Royal Tanau de Baqueira. Otros emplazamientos se sitúan en San Sebastián, Málaga, Mérida o Puertollano, así como destinos vacacionales como Puerto de la Cruz o la costa granadina. Algunos de estos activos podrían recalar lógicamente en la citada Vincci, actualmente con 25 establecimientos en España y casi 3.000 habitaciones.

Fuente: http://www.02b.com

    Print       Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>