Loading...
Estás en:  Noticias de Viajes  >  Noticias de Turismo y Viajes  >  Current Article

Kross Hotels pone pies en polvorosa

By   /   7 marzo, 2014  /   No Comments

La cadena Kross Hotels, con sede en Barcelona y heredera de la antigua Summa Hoteles, con 14 establecimientos en la Costa del Sol (nueve), Mallorca (dos), Cádiz, Huelva y Alicante, con algo menos de 1.900 habitaciones en total, ha abandonado toda su actividad, dejando un reguero de deudas entre empleados y proveedores.

En paralelo, algunas de las sociedades con las que explotaba esa planta han comenzado a presentar concurso de acreedores, entre ellas Unisumma, titular de la mayor parte de los hoteles malagueños, cuyo accionariado podría ser difícil de desenredar. Kross se había creado a finales de 2012 en Murcia con el objetivo de hacerse cargo de este conjunto de inmuebles, que pocos meses antes habían pasado desde Summa a diversas sociedades, como Nortalia Center y Vintage Mundial. La cadena tenía menos de cien empleados fijos, aunque superaba esa cifra en temporada, a los que adeudaría varias mensualidades, tras ser incobrables los pagarés emitidos.
 

 
Kross explotaba una planta envejecida y falta de mantenimiento, de difícil recuperación
 

 
Nada más coger las riendas, Kross ejecutó el cierre del hotel pontevedrés Summa A Estrada y posteriormente echó el candado al cinco estrellas jerezano Palmera Plaza, que previamente había sido propiedad de la desaparecida Prestige Hotels, de Roses (Girona). Asimismo, clausuró el Puerto Salud, de Aguadulce, que funcionaba como hotel-geriátrico. Recientemente, otro de sus hoteles alquilados, el Bellas Artes, de Jerez, fue asumido en el mismo régimen por la sociedad Quartos Antequeranos, que ya tenía el hotel Coso Viejo, de Antequera.

Summa Hoteles había sido fundada en 1992 por el empresario Francisco Cuns Tomé, que fue su presidente y director general hasta su traspaso en 2011. La cadena venía atravesando graves problemas económicos, en gran medida por disponer de un parque hotelero envejecido y falto de mantenimiento, lo que impedía adecuar los precios a los gastos operativos. Algunos de los hoteles cuentan con embargos cruzados, entre otros por la Seguridad Social, por lo que será complicado su resurrección como explotación hotelera en el momento actual.

La cadena Kross Hotels, con sede en Barcelona y heredera de la antigua Summa Hoteles, con 14 establecimientos en la Costa del Sol (nueve), Mallorca (dos), Cádiz, Huelva y Alicante, con algo menos de 1.900 habitaciones en total, ha abandonado toda su actividad, dejando un reguero de deudas entre empleados y proveedores.

En paralelo, algunas de las sociedades con las que explotaba esa planta han comenzado a presentar concurso de acreedores, entre ellas Unisumma, titular de la mayor parte de los hoteles malagueños, cuyo accionariado podría ser difícil de desenredar. Kross se había creado a finales de 2012 en Murcia con el objetivo de hacerse cargo de este conjunto de inmuebles, que pocos meses antes habían pasado desde Summa a diversas sociedades, como Nortalia Center y Vintage Mundial. La cadena tenía menos de cien empleados fijos, aunque superaba esa cifra en temporada, a los que adeudaría varias mensualidades, tras ser incobrables los pagarés emitidos.
 

 
Kross explotaba una planta envejecida y falta de mantenimiento, de difícil recuperación

 
Nada más coger las riendas, Kross ejecutó el cierre del hotel pontevedrés Summa A Estrada y posteriormente echó el candado al cinco estrellas jerezano Palmera Plaza, que previamente había sido propiedad de la desaparecida Prestige Hotels, de Roses (Girona). Asimismo, clausuró el Puerto Salud, de Aguadulce, que funcionaba como hotel-geriátrico. Recientemente, otro de sus hoteles alquilados, el Bellas Artes, de Jerez, fue asumido en el mismo régimen por la sociedad Quartos Antequeranos, que ya tenía el hotel Coso Viejo, de Antequera.

Summa Hoteles había sido fundada en 1992 por el empresario Francisco Cuns Tomé, que fue su presidente y director general hasta su traspaso en 2011. La cadena venía atravesando graves problemas económicos, en gran medida por disponer de un parque hotelero envejecido y falto de mantenimiento, lo que impedía adecuar los precios a los gastos operativos. Algunos de los hoteles cuentan con embargos cruzados, entre otros por la Seguridad Social, por lo que será complicado su resurrección como explotación hotelera en el momento actual.

Fuente: http://www.02b.com

    Print       Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>