Loading...
Estás en:  Noticias de Viajes  >  Noticias de Turismo y Viajes  >  Current Article

El juez declara en quiebra los restos de Bankpime, el banco participado por el dueño de Hesperia

By   /   3 marzo, 2014  /   No Comments

El juzgado mercantil 9 de Barcelona ha declarado en situación de concurso necesario a la empresa Ipme 2012, que hasta hace tres años se llamaba Banco de la Pequeña y Mediana Empresa (Bankpime), minúscula entidad de crédito fundada en Barcelona en los años setenta por impulso del catedrático José Jané Solá.

Es de recordar que en 2011, las 19 sucursales bancarias de Bankpime, junto con su gestora de fondos y un centenar de empleados, se transfirieron por 16 millones de euros a La Caixa, tras recibir ésta vivas “recomendaciones” al respecto por parte del Banco de España. El volumen de negocio que adquirió La Caixa ascendía 1.200 millones, que se distribuían en cupos similares entre fondos de inversión, depósitos de los clientes y cartera crediticia.

A la sazón, Bankpime registraba fuertes pérdidas intermitentes. Dos tercios de su capital estaban en manos del constructor y hotelero José Antonio Castro, dueño de la cadena Hesperia; del banco portugués Banif; y de la Agrupación Mutua del Comercio y la Industria. El 25% restante pertenecía a 4.500 ahorradores privados.

Tras ceder su negocio, Bankpime retuvo algunos activos inmobiliarios, cambió de nombre por el de Ipme y mudó su domicilio social al hotel Hesperia Tower, sito en l’Hospitalet de Llobregat. El capital de Ipme sigue en poder de Castro, la Agrupació y Banif, este último representado por su directivo Joao Almeida.

Desde el traspaso a La Caixa, Ipme ha realizado varias operaciones acordeón para absorber los cuantiosos números rojos que embalsaba su balance.

El juzgado mercantil 9 de Barcelona ha declarado en situación de concurso necesario a la empresa Ipme 2012, que hasta hace tres años se llamaba Banco de la Pequeña y Mediana Empresa (Bankpime), minúscula entidad de crédito fundada en Barcelona en los años setenta por impulso del catedrático José Jané Solá.

Es de recordar que en 2011, las 19 sucursales bancarias de Bankpime, junto con su gestora de fondos y un centenar de empleados, se transfirieron por 16 millones de euros a La Caixa, tras recibir ésta vivas “recomendaciones” al respecto por parte del Banco de España. El volumen de negocio que adquirió La Caixa ascendía 1.200 millones, que se distribuían en cupos similares entre fondos de inversión, depósitos de los clientes y cartera crediticia.

A la sazón, Bankpime registraba fuertes pérdidas intermitentes. Dos tercios de su capital estaban en manos del constructor y hotelero José Antonio Castro, dueño de la cadena Hesperia; del banco portugués Banif; y de la Agrupación Mutua del Comercio y la Industria. El 25% restante pertenecía a 4.500 ahorradores privados.

Tras ceder su negocio, Bankpime retuvo algunos activos inmobiliarios, cambió de nombre por el de Ipme y mudó su domicilio social al hotel Hesperia Tower, sito en l’Hospitalet de Llobregat. El capital de Ipme sigue en poder de Castro, la Agrupació y Banif, este último representado por su directivo Joao Almeida.

Desde el traspaso a La Caixa, Ipme ha realizado varias operaciones acordeón para absorber los cuantiosos números rojos que embalsaba su balance.

Fuente: http://www.02b.com

    Print       Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>