Loading...
Estás en:  Noticias de Viajes  >  Bloggers de Viajes  >  Current Article

Doña Pepita y su merced

By   /   8 abril, 2014  /   No Comments

 

Las malas rachas, como las tormentas, a veces se ven venir. Estoy en racha (mala) con la autoridad. Porras es el agente número 193834, número demasiado largo para protagonizar una película de James Bond, pero de longitud adecuada para esta arrancar esta historia. Los controles de policía en Colombia no vienen acompañados estos días de toda la parafernalia militar que yo vi cuando recorrí este país en el 2.002. Son apenas un par de pivotes de color naranja desgastado por el sol, mal alineados, y una furgoneta varada a orillas de la carretera. La tarde agonizaba a la par que las fuerzas y aún quedaba la subida hasta Pamplona. En total ese día ascendimos 1.850 metros. Las paradas en boxes estaban contadas para poder llegar a Pamplona con luz de día, y detenerse en un control de tráfico no estaba contemplado en la hoja de ruta. El agente Porras me mandó pararme y, aunque no me gustó pues me iba a hacer perder un tiempo precioso, lo hice. Le mostré el pasaporte y entonces me vino con la copla:

 

Las malas rachas, como las tormentas, a veces se ven venir. Estoy en racha (mala) con la autoridad. Porras es el agente número 193834, número demasiado largo para protagonizar una película de James Bond, pero de longitud adecuada para esta arrancar esta historia. Los controles de policía en Colombia no vienen acompañados estos días de toda la parafernalia militar que yo vi cuando recorrí este país en el 2.002. Son apenas un par de pivotes de color naranja desgastado por el sol, mal alineados, y una furgoneta varada a orillas de la carretera. La tarde agonizaba a la par que las fuerzas y aún quedaba la subida hasta Pamplona. En total ese día ascendimos 1.850 metros. Las paradas en boxes estaban contadas para poder llegar a Pamplona con luz de día, y detenerse en un control de tráfico no estaba contemplado en la hoja de ruta. El agente Porras me mandó pararme y, aunque no me gustó pues me iba a hacer perder un tiempo precioso, lo hice. Le mostré el pasaporte y entonces me vino con la copla:

Fuente: http://www.biciclown.com/index.php?mmod=diari&file=list&cID=&clang=es

    Print       Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>