Loading...
Estás en:  Noticias de Viajes  >  Noticias de Turismo y Viajes  >  Current Article

Abel Matures Jr saca sus proyectos turísticos a espaldas de su padre

By   /   20 abril, 2014  /   No Comments

A diferencia de la vieja generación de hoteleros españoles a la que pertenece su padre, a Abel Matutes Junior le gusta arriesgarlo todo o casi todo en los negocios. El joven heredero del imperio hostelero de Ibiza que construyó su padre con la explosión turística de los años sesenta ultima los detalles del nuevo hotel Hard Rock Ibiza, el primero de la marca estadounidense en Europa, y el restaurante Sublimotion, un ambicioso local que pretende romper esquemas y que ofrecerá las cenas más caras de España.

Único varón descendiente, Abel es el encargado de rejuvenecer los hoteles familiares y reinventarlos con diseños de vanguardia y mobiliario moderno y minimalista. Dueño de hoteles, navieras, tierras e inmobiliarias, casi todo lo que se mueve en la isla se fectura en su casa. Con apenas 37 años, está convencido de que su nueva apuesta remoza y encumbra a Plajta d’en Bossa, la más céntrica de la isla y que ha sido tomada por horas de adolescentes italianos deseosos de alcohol barato y fiestas encadenadas.

Pero el heredero de la fortuna Matutes (unos 350 millones de euros, según Forbes) ha decidido no informar a su padre, ex ministro de Relaciones Exteriores de José María Aznar, de dónde y cómo está invirtiendo el dinero familiar. “Yo no le informo de nada. Se enterará incluso después que la prensa. Él confía en mí pero no quiero que sepa los detalles para que no ponga trabas o me frene. Seguramente pensará que esto es una locura y tal vez tenga razón pero este negocio va de innovar y hacer nuevas apuestas. Necesitamos arriesgar para distinguirnos en Ibiza porque la competencia es fuerte. Y por precio, no podremos hacerlo así que tenemos que apostar por la calidad”, explica Abel Matutes hijo.

Con apenas 37 años, ha invertido asegura haber unvertido una fortuna en el hotel Hard Rock pero no quiere desvelar cuánto le costará el nuevo restaurante Sublimotion, que dirigirá el chef Paco Roncero, y donde los platos volarán y los comensales se sentirán envueltos en medio de un espectáculo al estilo Circ du Soleil. “No puedo decir la cantidad pero probablemente nunca nadie haya invertido tanto dinero en un restaurante en España”, asegura el joven empresario.
 

 
Matutes ha intentado convencer sin éxito al gobierno balear de que Ibiza necesita campos de golf
 

 
Matutes intenta convencer al gobierno balear que la isla necesita aumentar la oferta al turista con mayor poder adquisitivo. Asegura que Ibiza necesita campos de golf y más oferta comercial para que la élite turística rusa y china, que todos los destinos se esfuerzan por atraer, sienta que no le falta nada.

Su visión turística casa con un proyecto urbanístico de segunda línea de playa que el gobierno balear le ha denegado. “Nosotros los empresarios estamos para proponer ideas y proyectos y el gobierno está para denegarlas”, bromea el joven empresario.

El padre Matutes deja hacer al hijo mientras él se preocupa de otros asuntos. Sobreviviente de un infarto, su batalla se concentra ahora en lograr que el faro de la diminuta isla de Sa Conillera, frente a Ibiza, sea convertido en un exclusivo hotel de menos de 10 habitaciones. Pero los propios miembros de su expartido le han dado la espalda. Consideran que la pequeña isla es un refugio de aves amenazadas y un nuevo hotel podría ponerlas en peligro. El padre Matutes seguramente seguirá insistiendo. Parece persistente y tenaz, casi tan testarudo como el hijo.

A diferencia de la vieja generación de hoteleros españoles a la que pertenece su padre, a Abel Matutes Junior le gusta arriesgarlo todo o casi todo en los negocios. El joven heredero del imperio hostelero de Ibiza que construyó su padre con la explosión turística de los años sesenta ultima los detalles del nuevo hotel Hard Rock Ibiza, el primero de la marca estadounidense en Europa, y el restaurante Sublimotion, un ambicioso local que pretende romper esquemas y que ofrecerá las cenas más caras de España.

Único varón descendiente, Abel es el encargado de rejuvenecer los hoteles familiares y reinventarlos con diseños de vanguardia y mobiliario moderno y minimalista. Dueño de hoteles, navieras, tierras e inmobiliarias, casi todo lo que se mueve en la isla se fectura en su casa. Con apenas 37 años, está convencido de que su nueva apuesta remoza y encumbra a Plajta d’en Bossa, la más céntrica de la isla y que ha sido tomada por horas de adolescentes italianos deseosos de alcohol barato y fiestas encadenadas.

Pero el heredero de la fortuna Matutes (unos 350 millones de euros, según Forbes) ha decidido no informar a su padre, ex ministro de Relaciones Exteriores de José María Aznar, de dónde y cómo está invirtiendo el dinero familiar. “Yo no le informo de nada. Se enterará incluso después que la prensa. Él confía en mí pero no quiero que sepa los detalles para que no ponga trabas o me frene. Seguramente pensará que esto es una locura y tal vez tenga razón pero este negocio va de innovar y hacer nuevas apuestas. Necesitamos arriesgar para distinguirnos en Ibiza porque la competencia es fuerte. Y por precio, no podremos hacerlo así que tenemos que apostar por la calidad”, explica Abel Matutes hijo.

Con apenas 37 años, ha invertido asegura haber unvertido una fortuna en el hotel Hard Rock pero no quiere desvelar cuánto le costará el nuevo restaurante Sublimotion, que dirigirá el chef Paco Roncero, y donde los platos volarán y los comensales se sentirán envueltos en medio de un espectáculo al estilo Circ du Soleil. “No puedo decir la cantidad pero probablemente nunca nadie haya invertido tanto dinero en un restaurante en España”, asegura el joven empresario.
 

 
Matutes ha intentado convencer sin éxito al gobierno balear de que Ibiza necesita campos de golf

 
Matutes intenta convencer al gobierno balear que la isla necesita aumentar la oferta al turista con mayor poder adquisitivo. Asegura que Ibiza necesita campos de golf y más oferta comercial para que la élite turística rusa y china, que todos los destinos se esfuerzan por atraer, sienta que no le falta nada.

Su visión turística casa con un proyecto urbanístico de segunda línea de playa que el gobierno balear le ha denegado. “Nosotros los empresarios estamos para proponer ideas y proyectos y el gobierno está para denegarlas”, bromea el joven empresario.

El padre Matutes deja hacer al hijo mientras él se preocupa de otros asuntos. Sobreviviente de un infarto, su batalla se concentra ahora en lograr que el faro de la diminuta isla de Sa Conillera, frente a Ibiza, sea convertido en un exclusivo hotel de menos de 10 habitaciones. Pero los propios miembros de su expartido le han dado la espalda. Consideran que la pequeña isla es un refugio de aves amenazadas y un nuevo hotel podría ponerlas en peligro. El padre Matutes seguramente seguirá insistiendo. Parece persistente y tenaz, casi tan testarudo como el hijo.

Fuente: http://www.02b.com

    Print       Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>